Año - 2015

Modificaciones a la Reforma

Modificaciones a la Reforma

El proyecto de ley que enviará Hacienda en diciembre al Congreso para realizar ajustes técnicos a la reforma tributaria está en la recta final. Luego de un trabajo intenso entre Teatinos 120 y el sector privado, el texto comienza a tomar forma, con las primeras definiciones para simplificar el mayor cambio al sistema impositivo en los últimos 30 años.

Y uno de los principales puntos del proyecto será dilucidar la compleja implementación -e interacción- de los dos sistemas de tributación a la renta que creó el proyecto: renta atribuida voluntaria e integración parcial. Y las fórmulas, al parecer, están listas.

Es que Hacienda explora reducir de diez a cuatro los registros contables que incluyen los dos nuevos sistemas de tributación, con miras a facilitar la declaración de los contribuyentes. En concreto, la reforma tributaria, al eliminar el Fondo de Utilidades Tributables (FUT), establece que dicho registro contable deberá ser reemplazado según el sistema al que el contribuyente se acoja.

Previo a la reforma se contemplaban sólo dos registros, el FUT y el Fondo de Utilidades No Tributables (FUNT), ahora en renta atribuida se crean seis: el de renta atribuida propia; el de rentas exentas e ingreso no renta; rentas atribuidas por terceros; rentas afectas a Impuesto Global Complementario (IGC) o Impuesto Adicional (IA); saldo acumulado de créditos; y retiros; mientras en integración parcial, se establecen cuatro mecanismos: rentas afectas a IGC o IA; rentas exentas o ingreso no renta; saldo acumulados de créditos; y retiros.
El objetivo de dichos registros es que el contribuyente pueda llevar un control de las sumas que al momento de ser retiradas por los dueños están o no afectas a impuestos finales, sean IGC o IA.

Una crítica recurrente durante la tramitación del proyecto en el Congreso era que la existencia de múltiples registros complicaba en demasía el cumplimiento tributario, haciendo en algunos casos impracticable acogerse a algunos de los dos regímenes.

Una idea que ha tomado fuerza en Teatinos 120 es que los registros nuevos sean “iguales” en renta atribuida e integración parcial: o sea, dos para cada sistema. La decisión está bajo análisis de los equipos técnicos del ministerio y del Servicio de Impuestos Internos (SII).

El proyecto está bastante avanzado y es muy probable que el borrador esté listo la primera semana de noviembre. “Lo importante es que ha habido mucho diálogo y trabajo en conjunto con el sector privado, especialmente con gremios empresariales como la Sofofa”, relata una fuente.

Estaría descartado incluir en el proyecto mecanismos adicionales para promover el ahorro y la inversión, como lo ha solicitado el sector privado.

Fuente: www.df.cl